Cerrar menu
Noticias

Alianza entre Fundación Ronda y sector privado logra reconocimiento del Gobierno por inclusión laboral  

15 de Febrero , 2018

En los premios “Sello Chile Inclusivo” del Servicio Nacional de la Discapacidad y el Ministerio de Desarrollo Social de este año, entre las 14 ganadoras fueron reconocidas las empresas Claro Chile, Aureo y Tacora, quienes han trabajado directamente con Fundación Ronda.

Las tres empresas han desarrollado en los últimos años medidas de acciones positivas para potenciar en nuestro país la inclusión social de personas en situación de discapacidad, trabajo que han llevado a cabo de la mano de la sociedad civil, gracias a una estrecha colaboración con la fundación.

“Los avances en materia de inclusión laboral en el sector privado son un motivo de orgullo porque aportan concretamente a la oportunidad que tenemos como país de ir cambiando la mirada frente a este tema. Pasar de una mirada caritativa y asistencialista, a una visión que valora las diferencias y que ve en ella la forma de crear innovación social y potenciar el mercado laboral chileno”, comenta María José Escudero, directora ejecutiva de Fundación Ronda. 

En ese contexto, la directora de la organización destaca el reconocimiento recibido por Tacora, al ser la única pyme premiada en esta edición. Esta es una empresa familiar de aseo, limpieza de vidrios y arreglo de jardines de empresas de lujo y en ella las personas en situación de discapacidad, personas migrantes, mujeres de sectores vulnerables y personas mayores son su capital más valioso. Así es que hace cuatro años Tacora creó una OTEC para capacitar al personal en las labores diarias que realiza y además llevar a cabo, junto a Ronda, un programa de capacitación en lengua de señas y atención inclusiva a clientes, dirigidos a las fuerzas de venta de grandes empresas y a comunidades vulnerables, de Arica a Punta Arenas. Uno de sus principales clientes es Claro Chile, otra de las empresas reconocidas con el Sello Chile Inclusivo, donde junto a Fundación Ronda están en un plan de capacitación de más de 800 personas.

“Empresas como Tacora son un ejemplo de que la inclusión parte de la voluntad de sus líderes por generar cambios, sin importar el tamaño o el alcance de la organización. Para Ronda es un privilegio ayudarlos en esta evolución, que está motivando a otros a adoptar una mirada inclusiva del negocio y, lo más importante, a romper el mito de que ser inclusivos es caro y, por tanto, exclusivo de las grandes empresas”, agregó María José.

ÚLTIMAS NOTICIAS