Cerrar menu
Noticias

Foco en: Carolina Contreras, Directora Ejecutiva de Fundación Pro Bono

15 de Enero , 2018

“ColungaHUB ayuda mucho a que la sociedad civil se fortalezca desde el cara a cara”

¿Cómo llegaste a la sociedad civil?

Me gustaba trabajar pero el derecho me desilusionó en cuanto a la posibilidad de ayudar a las personas, yo pensé que se podía ayudar de forma más rápida, más cercana. Empecé a trabajar en un estudio jurídico donde se comenzó a crear la fundación y ellos hacían harto voluntariado pro bono, ayudando a la gente, y es ahí donde me reconcilié con la carrera porque me dí cuenta que sí podía ayudar gente desde otro ámbito – de la asesoría de calidad y gratuita. De nuestra Fundación Pro Bono diría que son servicios legales voluntarios, más allá de gratuitos, y al ser voluntario profesional se agrega un valor, esto no es caridad. El voluntariado tiene sus normas, tiene sus responsabilidades.

¿Cómo se formó Pro Bono?

Fue formada en el año 2000 por seis abogados amigos que vieron que en Estados Unidos existía esto ya, de estudios jurídicos comprometidos con organizaciones sociales. Ellos trajeron la idea a Chile apoyados por otros estudios juridicos y les funcionó súper bien porque ayudaban primero a organizaciones sociales en ámbitos ligados a los contratos de trabajo, procesos de constitución, y así, si tu los ayudabas en esa gestión ellos podían ayudar mejor en lo que hacen. Apoyamos de forma indirecta a sus beneficiarios. Luego se fueron abriendo a más casos, pero la idea era sobre todo ayudar con calidad.

Tuvimos una muy buena respuesta de los abogados en general pero la sociedad civil era un poco más incrédula, y después se dieron cuenta que era un servicio social de buena calidad. Cuando la idea tomó más fuerza empezamos a hacer convenios con Sename, con el Ministerio Público, con microempresarios, entre otros.

¿Cómo ha sido estar en la dirección ejecutiva de Pro Bono?

Estoy en este cargo desde el año 2016. Me gusta mucho pero extraño los casos y el contacto con la gente, así que de repente tomo alguno, pero la dirección ejecutiva tiene otros desafíos como ver el presupuesto, ver cómo crecer.

¿Cuáles son los mayores desafíos para este año 2018?

Hay áreas que vamos a ir fortaleciendo para ir encontrando nuevos sectores de trabajo pro bono. Nos han pedido mucha ayuda en el área de migrantes, y también hay mucho derecho social que vemos que está un poco débil y que queremos acercarlo en un lenguaje un poquito más amable.

Este año tiene que ver más con ir llegando a las bases de la sociedad civil porque al menos nosotros constituímos unas 10 organizaciones de forma semanal, hay muchas organizaciones sociales, pero tienen que tener una base súper fuerte; si no, es poesía. La idea es que se consoliden y nuestra labor ahí es ayudarlos con todos sus trámites de forma súper fina: laborales, tributarios. Queremos ser un referente para las organizaciones sociales.

¿Cómo ha sido su experiencia en Colunga?

Fue un desafío porque el espacio físico nuestro se achicó bastante, nosotros estábamos en una casa, pero al final fue una apuesta que fue buena porque es importante estar conectados con otras organizaciones, saber cómo funcionan pero desde dentro, tener más fiato con ellas, conocerlas y que nos conozcan.

ColungaHUB ayuda mucho a que la sociedad civil se fortalezca desde el cara a cara. Es distinto conocer a una organización por internet, por una invitación, que compartir con ella, y yo creo que eso nos fortalece, eso ayuda mucho con el fiato, a confiar en el otro, ayudar al otro, porque creo que el éxito de las organizaciones sociales es que cada uno se dedique a hacer lo suyo y no competir.

Cuando te das cuenta que existen otras organizaciones que lo hacen súper bien, empiezas a crear alianzas, y estos lugares ayudan mucho, crean el ambiente para formarlas. Con Interpreta, por ejemplo, tenemos una alianza, hemos tenido también con organizaciones como Proyecto B, Mujer Levántate o VE Global, MovidosxChile, entre otras.

ÚLTIMAS NOTICIAS