Cerrar menu
Noticias

Foco en: Jaime Ibarra Cofundador de Fundación Multitudes

11 de Diciembre , 2017

“La voz de la sociedad civil debiera ser más propositiva para el gobierno”

¿Cómo llegaste al mundo social?

Estuve en el mundo privado como arquitecto por varios años y siempre sentí que el aporte de la participación ciudadana en la creación de una obra es muy importante, pero lamentablemente no se toma en cuenta. Esa inquietud hizo que quisiera ser parte de algo que pusiera énfasis en las personas, en el territorio. Mi hermana, Paulina Ibarra, había trabajado en temáticas de Gobierno Abierto y me invitó a formar esta iniciativa aunque no sabíamos de qué iba a tratar, pero justo salió la promulgación de la ley del lobby y nos pareció una excelente oportunidad para enseñar a las comunidades la importancia de la incidencia. Desde ahí comenzamos con la iniciativa. La juntamos con transparencia y participación ciudadana y comenzamos con Fundación Multitudes en el año 2014.

¿Cómo han sido estos años en la sociedad civil?

Han sido súper intensos porque uno cree que pone una fundación y todo es maravilloso, que las personas entienden enseguida el mensaje, pero después te das cuenta que no es tan así, que no es fácil. Creo que en la sociedad civil tenemos que apoyarnos más, pero aunque todos tenemos un fin relacionado al bienestar común, los objetivos de cada organización son muy específicos. Siempre he pensado que si en el mundo privado existe la Cámara Chilena de la Construcción o del Comercio, desde la sociedad civil también se puede crear una coalición de ese estilo, para así poder incidir juntos en políticas públicas.

¿Crees que ColungaHUB puede generar esa unión que necesita la sociedad civil?

Creo que ColungaHUB va por el lado correcto, hace falta más espacios como éste. Ha sido muy buena la experiencia estar acá, nosotros llegamos en marzo de 2016 y hemos hecho buenas amistades con otras organizaciones como Huella Local, Base Pública, Ronda, Proyecto B, Mujer Levántate y con ellos realizamos un par de proyectos que tenían que ver con nuestra área y su tema, y así nos dimos cuenta que nuestros conocimientos podían ayudar a otras fundaciones. Por otra parte, que se generen eventos acá en Colunga casi todas las semanas es genial.

¿Qué proyectos tienen ahora con Multitudes?

Este año estuvimos trabajando en temas de democracia ambiental con la comuna de El Bosque, ayudándoles con metodologías para sacar la Certificación Ambiental (SCAM), y el próximo año lo queremos ampliar a otras comunas de la Región Metropolitana.

También tenemos un proyecto con estudiantes secundarios que son parte del centro de alumnos, a quienes les entregamos herramientas de gobierno abierto que les ayude a crear un proyecto de incidencia local. Esos son nuestros programas principales pero también estamos trabajando en los nuevos informes de la efectividad de la Ley del Lobby y el estado de los Consejos Comunales de la Sociedad Civil (COSOC).  

¿Cómo crees que las personas perciben a la sociedad civil?

Creo que hay un malentendido, que las personas creen que la sociedad civil hace obras de caridad pero no la asocian a la calidad. La sociedad civil está para suplir lo que el gobierno no puede hacer, y complementar lo que el libre mercado deja de lado. Tenemos que entender que somos entidades que tienen una misión y una causa justa, que somos un actor válido. Si bien la ley 20.500 es un gran avance, la voz de la sociedad civil debiera ser más propositiva para el gobierno y menos reactiva.

 

ÚLTIMAS NOTICIAS